Un oasis de esperanza

Un oasis de esperanza

Una visita de @MaestríasUMA al #HuertoTlatelolco de @cultivaciudadMX en la #CDMX

El martes 2 de mayo, los estudiantes de la Maestría en agroecología de la Universidad del Medio Ambiente, así como algunos agregados del Green MBA y de Innovación educativa (Ehem! o sea yo.) tuvimos la grandiosa oportunidad de aprender de primera mano de Gaby Vargas cómo funciona el Huerto, sus propósitos y que significa para la vida de la ciudad. 

Gaby nos recibió, junto con su grandioso equipo, y Blacky, el perro del huerto. Nos tenía lista una mesa con café, té natural de hierbas del huerto, y un agua aromatizada naturalmente con un poco de hinojo, menta y caléndula.

El Huerto Tlatelolco, nos contó, nació en el 2012, en donde el edificio Oaxaca se había derrumbado en el terremoto de 1985. Gaby Vargas, fotógrafa y sembradora urbana, lleva más de 15 años desarrollando proyectos de regeneración a través de diversos huertos el rededor de la ciudad, siendo Tlatelolco, su último gran proyecto, creando comunidad por 5 años y contando.

El Huerto Tlatelolco es parte de Cultiva Ciudad, un proyecto socioambiental que busca generar comunidad y promover la práctica agroecológica urbana a través de la difusión, la educación y la terapia para transformar la relación que tenemos los citadinos con nuestros alimentos a la vez que podemos aprender a participar en la regeneración socioambiental de nuestra ciudad.

“Of all the underlying forces working toward emancipation of the city dweller, the most important is the gradual reawakening of the primitive instincts of the agrarian.”
– Frank Lloyd Wright

Con la compañía de Marcos, Ralph y —- conocimos el proceso de compostaje que utiliza el huerto. Composta de volteo, y lombricomposta. trabajamos la composta, y nos compartieron las cómo es la experiencia de generar composta en un contexto urbano con residuos orgánicos de la comunidad de vecinos de Tlatelolco.

Después visitamos el invernadero, en el cual experimentamos mezclas de sustratos para germinar semillas diversas en almácigos. Descubrí que no es tan sencillo como poner tierra, sino que, recordando mis clases de ciencias de la prepa, es importante considerar la humedad, la porosidad, y otras características que distintos sustratos pueden tener que favorecen o afectan la germinación. Y un consejo recurrente usar siempre el “manometro”. Confiar en nuestro tacto y nuestros sentidos para percibir si lo que hacemos está bien, y con unas plántulas pasamos al transplante y cosecha de lechugas y betabeles, al “cut and drop” para realimentar el suelo.

Conocimos el bosque comestible que el Huerto diseñó, y algunas de las posibles enfermedades que sufren los árboles, pero también como la naturaleza es resiliente, como lo demuestra la abundancia de frutos y semillas en todo el lugar.

A la hora de comer, disfrutamos de una ensalada hecha en el huerto, con su propia producción, (y unas pizzas artesanales) compartiendo experiencias, opiniones e ideas sobre temas alrededor de la sostenibilidad y la regeneración urbana.

Al final, conocimos la diversidad de semillas, sus formas, tamaños y colores, discutiendo sobre su valor para la vida en esta tierra.

La visita al huerto es una experiencia de aprendizaje a través de la experiencia inigualable. El huerto no es sólo un lugar para cultivar alimento, es también un centro de aprendizaje para la sostenibilidad, desde su historia, sus motivos y lo que genera. Un espacio de reconexión con nuestra esencia y nuestro ambiente, para comprender nuestra interdependencia con el suelo, el agua, el aire y la energía de la naturaleza.

Por mi parte, agradezco a José, coordinador de la Maestría en agroecología de la Universidad del Medio Ambiente por haberme permitido unirme a mis compañeros de Agro en esta experiencia, y a Gaby Vargas, por abrirnos no solo las puertas del huerto, sino su propia historia y corazón en esta experiencia regenerativa.

El huerto se mantiene en constante comunicación y siempre tiene sus puertas abiertas para recibir a cualquiera que quiera aprender y apoyar.

Sigue al huerto en su página de Facebook 

Share this post